Teleloup – Alquila el audiolibro de firmas de Leloup Barcelona

250,00

Teleloup, una alternativa única a los convencionales libros de firmas que sustituye el papel y el boli por mensajes de audio guardados en un teléfono lleno de estilo y personalidad. ¿Te parece buena idea?, ¡sigue leyendo!

Elige el modelo que más te guste

¿Para cuándo lo necesitas?

La fecha que he seleccionado...

Teleloup – El audiolibro de firmas de Leloup Barcelona

En Leloup Barcelona fabricamos libros de firmas: Libros de firmas con corazones, verticales, árboles con hojas de madera, etc… Nos encantan todos ellos pero a veces hay que ir un paso más allá, y es por eso que hemos creado el Teleloup.

Vamos a cambiar el papel y el boli, la madera y el rotulador por algo diferente, ¡la voz de tus invitados!. Sitúalo en una mesa auxiliar en el aperitivo, en el chill-out, cerca de la barra de aguas o cervezas, conéctalo a la corriente y el Teleloup hará el resto.

Tus invitados descolgarán el auricular y oirán el mensaje de bienvenida que habréis grabado en audiolibro de firmas, invitándoles a dejar su nota de voz: hablando, gritando, cantando, llorando… Prometemos grabaciones interesantes a partir de la 1:00 a.m.

 

¿Cómo funciona? Muy fácil:

  • Lo programamos: Con el mensaje de bienvenida que queráis que se oiga al descolgar. Os enviaremos un correo electrónico con las instrucciones, tan sencillo como enviarnos un audio de WhatsApp.
  • Os lo enviamos: Recibiréis el Teleloup el día indicado (recomendamos un mínimo de 24 horas antes del evento).
  • Le buscáis un sitio: El día de la boda tan sólo debéis buscarle un sitio y conectarlo a la corriente con el adaptador incluido.
  • ¡Listo!: Los invitados irán “pasando” y grabando sus mensajes en el audiolibro de firmas, tantas veces como quieran

 

¿Y después?

Pasado el día “B”, enviaremos un transporte a recogerlo dentro de los 5 días hábiles posteriores a la boda o evento. No os preocupéis, nos pondremos en contacto con vosotros un par de días antes para concretar.

  • Recibimos el bulto, volcamos los datos, los filtramos y los “colgamos” bajo usuario y contraseña en la nube. Así los podréis descargar o escuchar on-line tantas veces como queráis.

Los resultados son muy, muy divertidos. Tendréis mensajes de todo tipo: desde el pariente que se queja de que nunca le vais a ver y que a ver para cuándo el primer crío, hasta los más oscuros secretos de los colegas que se dejan llevar a partir de ciertas horas. Todos los invitados pueden pasar por el Teleloup tantas veces como quieran, prácticamente no hay límite: puede grabar hasta cerca de 50 horas, así que será difícil que el espacio sea un problema.

 

¡Eh!, ¡que estoy aquí!

Además, el Teleloup sonará con su timbre original, como si de una llamada entrante se tratara, cuando detecte que ha pasado mucho rato desde la última grabación. De esta manera llamará la atención sobre los invitados.

 

¿Qué calidad de sonido puedo esperar?

El sistema de grabación y reproducción que hemos creado para el audiolibro de firmas es capaz de grabar y reproducir audio con calidad CD (44.100Hz / 16 bit), aunque utilizamos los micrófonos y altavoces originales de los teléfonos para que cada uno de ellos tenga su propia “personalidad”. Esto le da a las grabaciones un sonido característico manteniéndose fiel a la naturaleza de cada teléfono.

 

¿Necesito una toma de teléfono para usarlo, internet, algún accesorio más?

No. El Teleloup, aunque originalmente era un teléfono, ya no lo es (al menos al uso). Tan sólo necesitas una toma de corriente a menos de 2 metros de distancia. No necesita de conexión a internet ni de ningún accesorio extra. Todo el sistema y programación se encuentran en el interior del teléfono. Si el modelo que te gusta lleva “monedero”, no te preocupes, está desactivado.

 

¿Puedo descargar o extraer yo mismo/a las grabaciones antes de devolverlo?

Lamentablemente no. El sistema de grabación del audiolibro de firmas utiliza datos que requieren de post-procesado para convertirlos en archivos de audio. Aparte de los riesgos que supondría para la integridad de las grabaciones el hecho de que la electrónica pudiese ser manipulada.