Neones LED personalizados, de la rotulación a las bodas

Neones LED Personalizado - Leloup Barcelona
[vc_row][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”403376″ img_size=”large” add_caption=”yes” style=”vc_box_shadow_border” onclick=”link_image”][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]”Cocktails & Dreams” rezaba el rótulo luminoso tras la figura de Tom Cruise cantando aquel When Will I Be Loved de la mítica película Cocktail (1988). A mí, que tengo ya casi 42 primaveras, es una de las imágenes que me venía a la mente cada vez que se mencionaba la palabra “neón” (refiriéndose al rótulo, no al gas) en cualquier conversación. Y digo “venía” y no “viene” porque desde hace un tiempo (un par de añitos), la cosa ha cambiado bastante. Al menos en las conversaciones entre profesionales en el entorno de la rotulación, decoración de interiores y, ahora, de las bodas y de los eventos.

Y es que, desde hace unos años, los mismos que inventaron los LEDs, la tira LED, los módulos LED, la retroiluminación LED y todo lo que vista este acrónimo (Light-emitting diode, FYI) “inventaron” el Neón LED. Y lo pongo entre comillas porque lo que inventaron en sí no fue un diodo con las propiedades, longitud de onda y aspecto del néon real, si no que lo que inventaron fue un simple recubrimiento. Una “funda” para las ya mega-empleadas-en-todos-lados tiras LED. Y resultó que esta funda nos simplificó enormemente la vida.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]De un plumazo, todos los que nos dedicamos de una manera u otra a la rotulación (bodas, eventos, rótulos comerciales, presentaciones de productos, ferias, etc…) teníamos una nueva herramienta para conseguir el efecto de los neones de cristal de toda la vida pero sin sus inconvenientes: precio, fragilidad, prácticamente nula capacidad de reparación (o, al menos, rentable), dificultad para trazar formas complejas, colores limitados, voltaje peligroso, etc… Todo gracias a un recubrimiento (antes de PVC, ahora de silicona). Vivan los recubrimientos.[/vc_column_text][vc_single_image image=”402380″ img_size=”2000×1333″ add_caption=”yes” alignment=”center” style=”vc_box_shadow_border” onclick=”custom_link” img_link_target=”_blank” link=”https://leloup.es/categoria-producto/carteleria/carteleria-otros-carteles/neones-personalizados/”][vc_column_text]Ahora podemos crear rótulos luminosos difícilmente distinguibles de los neones convencionales a cierta distancia (utilizando las técnicas y materiales adecuados, claro está). Podemos hacer curvas de 180º sin problema, cortar por dónde nos dé la gana más o menos por dónde nos dé la gana, combinar colores, crear efectos de fade y strobo, regular la intensidad e incluso enlazar todo esto con la mesa de luces de un DJ con el interface adecuado.[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”402727″ img_size=”large” add_caption=”yes” style=”vc_box_shadow_border”][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

¿En qué benefician los neones LED a la industria de la rotulación?

En mucho. Ahora se pueden crear rótulos simil-neón de forma convincente:

  • Con un coste contenido en comparación con un neón tradicional.
  • De muy bajo consumo.
  • Que sólo requieren una pequeña fuente de alimentación para funcionar.
  • Con una larga vida útil sin merma de luminosidad o color.
  • De muy bajo peso.
  • De muy alta personalización.
  • Reparables.
  • Reposicionables.
  • Etc…
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

¿Y al sector de las bodas y eventos?

En mucho también. Desde hace ya unos buenos años, las parejas buscan casi con desespero un punto diferenciador de su boda vs. el resto, y eso es bueno. Por fin tenemos más elementos disponibles que el restaurante, el centro de mesa o la marca de puros.

Ahora las bodas se parecen más a una pequeña producción audiovisual que a un evento social con compromiso incluido. Son un auténtico montaje y despliegue de creatividad, y dentro de ese sarao ya son muchos los novios que quieren contar con la ayuda de un neón personalizado para marcar la diferencia, y la diferencia la marca precisamente la personalización y, además, una personalización que después se llevan a su casa.

Pongamos un ejemplo práctico: un neón personalizado vs. el alquiler de letras luminosas. Nosotros alquilamos el pack de letras luminosas (de las que tenemos una buena cantidad en stock y muchísimos alquileres cada año) a 250€ IVA incluido + 49€ de transporte y montaje. Esto hace un total de 299€ si la boda es, pongamos, en Barcelona. Para otras provincias asciende a 348€ IVA Inc.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”403425″ img_size=”large” add_caption=”yes” style=”vc_box_shadow_border”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]El #hashtag de la foto tiene un PVP de 556€ IVA Incluido en su versión de 80cm de longitud. Esto resta una diferencia de 208€ entre las dos opciones, las dos luminosas y con mucho resultado visual, pero una de ellas la puedes colgar en la pared de tu casa indefinidamente. La otra te la recogen al día siguiente.

Esta segunda opción cada vez gana más adeptos entre las parejas que son “de montar saraos” y es precisamente porque valoran más el grado de personalización y el hecho de poder disfrutar de él durante muchos años que esos 208€ de diferencia.

Ojo!, las cosas como son. Un neón de 2×2 metros, con gráficos, varios colores, estructura de soporte, etc, etc… puede salir por “un buen pico”, sólo intentaba comparar opciones en más o menos igualdad de condiciones. Y os confieso que el que suscribe sigue siendo un enamorado de las letras luminosas si se colocan cuándo y dónde toca.[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”403402″ img_size=”large” add_caption=”yes” style=”vc_box_shadow_border”][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]La boda de Laia & Sergi se celebró en uno de los estudios del Parc Audiovisual de Terrassa, en el que hace las veces de plató de Operación Triunfo concretamente. “Light My Fire” fue el neón que escogieron, y pese a que no fue de los más sencillos de fabricar ni mucho menos (varios diámetros, neón 360º para el FIRE, dos piezas, etc…) quedó es-pec-ta-cu-lar.

Para que os hagáis una idea, ese plató en concreto mide 40 metros de longitud y otros 30 de anchura. Los invitados entraban por la puerta diametralmente opuesta a donde estaba colocado el neón y lo tuvimos que mantener apagado hasta la hora de la disco para que no distrajera al personal y se dieran fugas hasta la zona photocall/chill out. Reclamo visual garantizado -> check.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Resumiendo: Un neón LED es la mejor alternativa al neón tradicional si lo que estás buscando es un rótulo luminoso con una alta capacidad de personalización, coste contenido, bajo consumo y estética impecable. Sea para tu casa, tu tienda, tu oficina, tu boda o para el evento corporativo de una marca a la que representas.

 

Ahora, si has llegado hasta aquí quizá te estés preguntando:

“Vale, he leído lo de la tira led, lo de la funda, he estado viendo fotos y precios y al final esto es fácil de hacer. Se compra el neón este y se pega en un soporte, voy a ver si….”

Antes de que sigas, y si lo que buscas es un buen resultado, te he de decir que por desgracia no, no es sólo comprar unos metros de neón LED y pegarlos sobre un soporte (ya nos gustaría). Para un resultado profesional necesitarás:

  • Una máquina de corte láser o fresadora CNC de gran formato para fabricar un soporte en condiciones. Con sus pasos de cable, silueta contorneada, pulido del perímetro, etc..
  • Módulos neón LED de calidad. No todos sirven, ni dan los mismos lumens, ni en el mismo espectro, ni con la misma fiabilidad.
  • Un pequeño arsenal de químicos entre limpiadores, primers, cianocrilatos, selladores, etc…
  • Paciencia y pulso. Una persona experta en el montaje de neón LED puede tardar un buen puñado de horas (si no días) en tener montado y soldado un neón con cierto nivel de complejidad.
  • Conocimientos de electrónica aplicada para calcular los consumos, fuentes de alimentación, drivers, y hasta protocolos de iluminación depende de a qué controlador haya que conectarlo.

Si quieres uno y no eres muy manitas, o no tienes la maquinaria adecuada,  te recomendaría que se lo encargases a un profesional. A nosotros (yupiii) o a cualquiera de nuestros compañeros de sector que ofrecen este producto en su catálogo, que los hay, y muy buenos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *