Cómo escoger y combinar colores

Cómo escoger los colores para tu boda

¿Alguna vez habéis entrado en una papelería o alguna tienda de pinturas y os habéis quedado embobados ante la estantería de lápices de colores o los botes de pintura, todos ordenaditos por gama de color, uno al lado del otro creando una armonía perfecta?

Yo sí, ¡siempre!. Me fascina verlos, me gustan todos, me llevaría toda la estantería entera y la pondría en casa solo para mirarla…
¿Pero qué pasa si cogemos un lápiz de nuestro color favorito y lo sacamos de su entorno después de haberlos visto todos juntos? Pierde la magia. Lo vemos allí, solito y ya no nos gusta tanto… nos volverá a gustar, ¡por supuesto!, ¡por eso es nuestro favorito!. Pero sin nada más a su alrededor deja de ser lo que era, porque un solo color (por mucho que nos guste) es plano, no destaca sobre nada y, al final, nos aburre.

Entonces, ¿qué hacemos? ¿cómo elegimos un conjunto de colores para nuestra boda o evento (a partir de ahora lo llamaremos GAMA) que nos guste y nos defina, que transmita aquello que tenemos en mente y que sorprenda?. Para conseguir algo así lo primero que tenemos que hacer es entender EL COLOR, su teoría, variantes y lenguaje. (No os asustéis, suena a palazo teórico de asignatura de plástica del cole, intentaremos hacerlo ameno).  

 

+++ INICIO DE ROLLO TEÓRICO +++

 

¡Empecemos! Lo primero que debemos saber es de dónde salen los colores. No salen todos del mismo sitio, ni mucho menos. Para resumir hablaremos solo de los 3 tipos de color que pueden sernos necesarios: COLOR LUZ, COLOR PIGMENTO Y PANTONE©.

 

El COLOR LUZ es el color que percibe nuestro cerebro cuando la luz llega a nuestros ojos. El ojo humano tiene unos fotorreceptores llamados bastones y conos. Los conos son los responsables de la visión en color. Tenemos tres tipos de conos: los sensibles a la luz roja, a la luz verde y a la luz azul. Por tanto los colores luz primarios serían el rojo, verde y azul (RED, GREEN, BLUE = RGB). Si mezclamos estos colores obtenemos el color blanco. Su más claro ejemplo sería el arcoíris. ¿Dónde encontramos este modelo? Básicamente en la luz o en dispositivos que la emitan.

El COLOR PIGMENTO. Simplificando mucho, un pigmento es un material que cambia el color de la luz que refleja. Este material lo que hace es absorber todos los colores de la luz (longitudes de onda) menos uno, que es el color que refleja. Ese color reflejado es el que capta nuestro ojo. Los colores pigmento primarios son el cian, magenta y amarillo. Si vamos mezclando estos colores llegamos al negro. De aquí nace el modelo CMYK usado en imprenta.

El COLOR PANTONE© O COLOR SÓLIDO. Esta es otra historia, aquí no estamos hablando de colores básicos que mezclados entre sí nos dan otro color. Los colores PANTONE© son fabricados uno a uno para que no tengan la más mínima variación, nunca. Para entendernos: la famosa joyería Tiffany tiene su color PANTONE© propio, el Tiffany Blue y su código de pantone es “Tiffany 1837” en honor a la fecha en que se creó la marca. De este modo tienen totalmente controlado que todo lo que impriman, absolutamente todo, será de ese color, evitando las pequeñas variaciones de las mezclas de tinta habituales.

Llegados a este punto hay que hacer una anotación importante que os ayudará a entender el por qué de algo que nos produce quebraderos de cabeza bastante a menudo, LA DIFERENCIA DE COLOR entre lo que vemos en pantalla cuando estamos diseñando y lo que después vemos impreso en diferentes soportes, que realmente es el objetivo final de la mayoría de los diseños. ¿Por qué cuándo vemos el diseño en pantalla los colores son más vivos que cuando los vemos impresos y a veces cambian? Muy sencillo, porque lo que vemos en pantalla es COLOR RGB, es decir, color LUZ y cuando imprimimos se convierte en COLOR CMYK, es decir color pigmento. No se comportan igual, ergo el resultado no es el mismo. Por eso es SUMAMENTE IMPORTANTE pedir siempre una prueba de color de nuestro diseño antes de hacer la impresión definitiva, no queremos que nuestro precioso color turquesa se convierta en un azul cielo… NO NO NO.

Y algunos os estaréis preguntando… (bueno, quizá no, pero yo os lo explico de todas formas)… – Nos acabas de decir que los colores PANTONE© no tienen variación, son invariables! -Si, cierto!. Pero son colores especiales que se fabrican para cada tirada de impresión, y tienen un coste alto. Es totalmente inviable imprimir con estos colores tiradas pequeñas de 100 invitaciones por ejemplo, es más, ¿qué pasa si nuestro diseño incluye un elemento fotográfico? Es imposible fabricar todos los PANTONE© necesarios, de hecho ya sería inviable por coste fabricar únicamente tres colores. (OJO, si eres COCA-COLA y vas a imprimir 100 millones de carteles no hay problema, pero para 100 invitaciones va a ser que no…) Conclusión: Prueba de color, y si no nos gusta el resultado, retocamos el diseño…  

 

+++ FIN DE ROLLO TEÓRICO +++
SI HABÉIS LLEGADO HASTA AQUÍ SOIS UNOS CAMPEONES, Y SI O LO HABÉIS SALTADO, LO ENTIENDO.

 

  Ahora sí, vamos al grano… Por defecto todos solemos hacer lo mismo, ir de cabeza a por ese color que nos encanta (OJO, hablamos de COLOR, al blanco y al negro no se les considera como tales, ya que el blanco es luz pura y el negro la ausencia de la misma). Bien, pues elijamos uno para empezar a crear nuestra GAMA… y para ello vamos a ilustrarlo con un círculo cromático RGB básico (básico porque debemos tener en cuenta que el ojo humano es capaz de distinguir millones de colores).

 

Voy a por este naranja tan chulo por ejemplo. ¿A que así aislado es soso?. Vamos a darle caña. Ahora tenemos varias opciones:

OPCIÓN 1: Quiero un súper contraste que impacte un montón. ¿Entonces con cuál debemos combinarlo?,  pues como no, con su complementario que es el que está en el lado opuesto del círculo, el AZUL.

 

Pero le falta algo, le falta MOVIMIENTO DE GAMA (aquí yo inventando términos). Para mí el movimiento de GAMA es aquel que no podemos controlar pero si tener en cuenta. Me explico. Tenemos el naranja y el azul como colores básicos, NO PODEMOS CONTROLAR que las flores sean de estos dos colores exactos (básicamente porque es imposible a no ser que las pintemos con spray, algo que hemos tenido que hacer alguna vez y no mola nada) pero SI QUE PODEMOS PREVER las variaciones de color de estas flores, es decir, si lo tenemos PREVISTO, lo tenemos CONTROLADO y no habrá sorpresas. ¡YUJU!

¿Y cómo busco yo el movimiento de GAMA de estos dos colores?. Pues con el círculo, EL CÍRCULO es nuestro amigo. Vamos a buscar la GAMA de ARMÓNICOS de cada uno de nuestro colores básicos.

Por si quedan dudas, los colores ARMÓNICOS son todos aquellos que se mueven en una longitud de onda parecida, los colindantes en el círculo cromático. Vale, ya tenemos localizados los armónicos, la cosa está así ahora mismo:

Esta GAMA la podemos dejar tal cual o jugar con la luminosidad (añadirles blanco y aclararlos, o negro y oscurecerlos) de todos o cada uno de ellos:

Esto ya va cogiendo forma, ya se parece más a la estantería de lápices de colores. ¿Pero tenemos que quedarnos con todos estos colores?. ¡Claro que no!. Aquí estamos controlando la GAMA, y esta gama se ha creado como herramienta poder seleccionar todos o algunos de ellos para cada elemento.

En las invitaciones, minutas u otros elementos en los cuales interviene un proceso de impresión sí que podemos controlar qué colores queremos. En este caso podríamos hacer múltiples combinaciones utilizando los colores puros de la GAMA, añadiéndoles luminosidad y suavizándolos (creando una GAMA PASTEL) o simplemente utilizar nuestros colores principales sin que necesariamente tengan el mismo protagonismo:

¿Pero qué pasa con los elementos que no podemos controlar?. LAS FLORES por ejemplo… Aquí sí que debemos tener en cuenta toda la GAMA, incluso con sus variaciones de luminosidad, porque las flores no entienden de RGB, CMYK o PANTONE©, son como son, incluso en una misma flor podemos encontrar pétalos con diferentes matices, así que, teniendo en cuenta todo el MOVIMIENTO DE GAMA, ¿qué hacemos?. Abrirnos un mundo de maravillosas posibilidades. ¡YUJU OTRA VEZ!.

Vale, esta era la OPCIÓN 1… la más “impactante”. ¿Y las otras opciones cuáles son?. Ahora que ya conocemos el CÍRCULO todo es más fácil…

OPCIÓN 2: Utilizar sólo la GAMA DE ARMÓNICOS de un color con o sin sus variaciones de luminosidad. ¿Qué conseguimos así?. Suavidad, que ningún color destaque por encima de otro de manera importante.

OPCIÓN 3: Utilizar sólo nuestro color. Recordemos que era el naranja combinado con colores NEUTROS de diferentes matices. El resultado será una combinación ARMÓNICA donde el naranja tendrá protagonismo.

OPCIÓN 4: Utilizar la GAMA DE ARMÓNICOS introduciendo alguno de los colores con el que forma la TRÍADA (¿que concepto más chulo no?. Suena súper épico… ¡TRÍADA!). ¿Qué significa esto?, pues combinar nuestro color con uno de los colores con los que forma un triángulo, que en el caso del naranja son el verde o el violeta. Así conseguimos un contraste más suave que con el complementario.

¿Y ante la duda?. Probar, probar y probar, hacer distintas combinaciones, ¡jugar con nuestro CÍRCULO!.

Y si aun así nada nos convence… EL BLANCO con sus matices (LOS NEUTROS) siempre es una apuesta segura, y si lo combinamos con dorados, cobres o bronces ¡triunfamos seguro!.

Bien, y ahora algunos diréis… “Sí, sí, ¡qué guay!. Vale!. ¿Y de dónde saco yo un círculo cromático para hacer todo esto?. Pero el de millones de colores no, este que tiene 4 (bueno, 18) y que además le pueda poner blanco o negro para cambiarles la luminosidad… eh!? eh!?.”

Voy!

Tenéis muchos programas y aplicaciones para esto. Son de sobras conocidos los programas de diseño de ADOBE como Photoshop o Illustrator, pero son bastante complejos y quizá no todos disponéis del tiempo o las ganas de investigar con ellos.

¿Qué os recomiendo?. Hay infinidad de opciones, pero sólo mencionaré dos, básicamente para no volveros locos.

Adobe Color, una herramienta online para generar nuevas gamas de colores interesantes. También podréis encontrar un apartado de exploración para ver paletas de colores que han creado otros usuarios, o las últimas tendencias. https://color.adobe.com/es/create/color-wheel

Adobe Capture, una APP súper chula para móvil o tablets en la que aparte de poder crear gamas, las podréis conseguir a partir de una foto de la biblioteca. ¿Que queréis simular los colores de un campo de amapolas en primavera?. ¡Pues hacéis la foto y listo!, ¡ahí la tenéis!.

También quiero compartiros un link sobre el significado de los colores (si, es típico, lo sé…) pero me parece interesante. Si os apetece podéis visitarlo para conocer más sobre la psicología del color, qué representan en distintas culturas y por qué… Ir al artículo

¡VAYA ROLLO OS HE METIDO!!!

Espero que leyendo este artículo entendáis ciertos aspectos del color que quizá no conocíais y que os pueden ser muy útiles.

Un comentario de “Cómo escoger y combinar colores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *